Escrito por Tendenzias

Aumentar las defensas con la alimentación para prevenir la gripe

Fortalecer el organismo con  alimentación sana es clave para evitar caer enfermo sobre todo en la época donde los virus de gripes y catarros circulan con más intensidad, que suele ser durante los periodos más fríos.

frutas vitaminas

Por todo ello, debes apuntar estos interesantes consejos que te ayudarán a fortalecer tu sistema inmunológico sólo introduciendo unos sencillos hábitos en tu alimentación.

Los principal es que aumentes el consumo de  frutas y verduras. Ambos tipos de alimentos son ricos en vitaminas  y minerales, micronutrientes esenciales para el correcto funcionamiento del organismo y que el cuerpo únicamente recibe a través de la alimentación. Así, estos dos tipos de alimentos deben estar presentes diariamente en tu dieta. Si se consumen sin cocinar, mejor, pues conservan mejor sus propiedades, pero si eres de los que no admites este tipo de productos puedes recurrir a zumos o purés, eso sí, teniendo presente que habrás eliminado partes de sus cualidades, por lo que cuando antes los consumas mejor.

Eliminar el mayor número posible de grasas saturadas, presentes principalmente en bollería, productos industriales o snacks. Las grasas mejores son las que se encuentran por ejemplo en el aceite de oliva o en los pescados azules. Siempre se recomienda un consumo regular de ácidos grasos Omega 6, Omega 3, Omega 9, que también se encuentra en los frutos secos o en los cereales integrales.

Las vitaminas E, A y B, son también muy importantes para proteger el organismo. La primera es buena para aumentar la respuesta inmunológica del mismo, y también se encuentra en frutos secos, aceite de oliva, cereales integrales… La vitamina A está presente en lácteos, huevos, zanahorias, calabazas, etc., y protege la piel y las mucosas. Por último, el ácido fólico, B1, B2, B5 o B12 se encuentran en la levadura de cerveza o cereales integrales, junto a legumbres o lácteos, entre otros.

oscillococcinum

Si tienes en cuenta estas pautas estarás encaminando tu alimentación a un equilibrio que conlleve el fortalecimiento de tus defensas, algo que puedes conseguir también si recurres a Oscillococcinum. Este tratamiento homeopático se emplea como preventivo de determinados procesos propios del invierno, es decir, resfriados o gripes. Al respetar el equilibrio natural del organismo la homeopatía se recomienda mucho en estas situaciones pues no tiene efectos secundarios y es eficaz en estas afecciones. Si además has tenido en cuenta toda esta serie de consejos alimentarios, lo más probable es que pases un invierno muy saludable.