Escrito por Tendenzias

Cómo tratar la fiebre con homeopatia

La fiebre es una reacción del organismo frente a una infección o un síndrome inflamatorio, y se considera como tal cuando el cuerpo alcanza un temperatura interna superior a los 37,5 ó 38ºC. En general, la temperatura corporal puede cambiar  a lo largo del día por diversos motivos, y siempre suele ser más alta por la noche.

Además de las enfermedades existen otra serie de factores que pueden modificar la temperatura interna de nuestro cuerpo. Por ejemplo, las mujeres suelen experimentar una subida de la misma durante la segunda parte del ciclo menstrual.  También influyen otros elementos como cuando hacemos ejercicio o deporte, una temperatura ambiente alta o baja, la ropa que llevemos puesta, el experimentar emociones fuertes, etc.

febre-niña

La aparición de la fiebre puede ser un hecho aislado o asociado a otros síntomas que son clave a la hora de realizar un diagnóstico adecuado: síntomas relacionados con la gripe, inflamación de la garganta, anginas, infecciones urinarias, etc. Se considera que durante el transcurso de una enfermedad la fiebre es una respuesta natural del organismo que lucha contra la proliferación de los microrganismos malignos que han invadido nuestro cuerpo, virus y bacterias, y que se desarrollan de forma más fácil a partir de los 37ºC. Así, los expertos aseguran que mientras la fiebre tenga un desarrollo normal no es necesario tratarla de forma inmediata o mediante un uso descontrolado de antitérmicos.

Como opción podemos recurrir a la homeopatía que no es una medicina alternativa como consideran muchas personas, sino un método terapéutico científico que se basa en el uso de medicamentos homeopáticos.  En el caso de la fiebre está demostrada su eficacia, de hecho expertos homeópatas aseguran que usando estos fármacos se aprecia un acortamiento en la duración del proceso febril. Sin embargo, es cierto que la disminución de la fiebre no se produce a la media hora, como en otros tratamientos, pero sí se aprecia una notable mejoría administrando una serie gránulos (la forma farmacéutica más común de la homeopatía) cada hora, generalmente cinco, toma que se debe ir espaciando a medida que se note mejoría.

homeopatia

En  estos casos se suelen recomendar medicamentos homeopáticos cuyo principio activo está basado en Belladona, Apis mellifica, Aconitum napellus o Stramonium, entre otros. En cualquier caso, si la fiebre persiste durante más de dos o tres días, sin observar cambios significativos, lo más aconsejable es acudir a un profesional de la salud.


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /var/www/vhosts/tarot.com.es/httpdocs/wp-content/plugins/jetpack/modules/widget-visibility/widget-conditions.php on line 377