Escrito por Tendenzias

Desayuno equilibrado con Special K

Casi todos los expertos coinciden en que el desayuno es la comida más importante del día. Por eso, es fundamental que no lo dejes de lado y que le dediques toda la atención que se merece. Muchas veces, salimos de casa con prisas y acabamos convirtiendo nuestro desayuno en un café rápido y un par de churros o una pieza de bollería. La consecuencia está clara: a las pocas horas, necesitamos volver a tomar un tentempié, que no siempre es todo lo sano que debería.

Para evitar esta situación, Special K puede ser un gran aliado. Desayunar bien es muy importante para tu salud y, además, si desayunas con Special K, podrás mantener a raya esos kilos de más. Sus cereales son ricos en fibra y tienen pocas grasas, por lo que no engordan demasiado. En resumen: tienen nueve nutrientes esenciales y menos del tres por ciento de grasa (un poco más en los que llevan chocolate, pero no demasiado).

Combinar un cuenco de cereales con leche desnatada, un zumo de naranja y alguna pieza de fruta o un yogur es ideal para empezar el día con fuerza y con la energía que necesitas para afrontar todas tus obligaciones. También puedes añadir un par de lonchas de pechuga de pavo sin grasa, si ves que tienes mucha hambre.

Una de las ventajas de este tipo de desayuno es que te mantendrá sin hambre más tiempo. A media mañana, siempre conviene tomar un tentempié. Para eso, Special K también tiene sus barritas de cereales y sus snaks, ideales para picar de manera sana.

Lo cierto es que los cereales Special K son perfectos para un buen desayuno y lo mejor de todo es que nunca te cansarás de ellos. Y no solo porque hay varios tipos de cereales (con chocolate, con chocolate con leche, con yogur, con vainilla y frutas selectas…), sino también porque puedes comerlos de maneras diferentes.

Además del típico cuenco de cereales con leche de siempre, hay otras alternativas. Por ejemplo, puedes mezclar los cereales del sabor que prefieras con yogur desnatado. Otra posibilidad es preparar una ensalada de frutas y colocar encima unos cuantos copos de Special K, para darle un toque crujiente y muy sabroso.

Unas fresas cortadas a trocitos y mezcladas con los cereales y un poco de yogur de kiwi son también una alternativa deliciosa para el desayuno. Pon en marcha tu creatividad y prepara tus propias recetas para un desayuno Special K. Deliciosas y, además, perfectas para la línea.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos