Plantas medicinales
10 votos

Plantas medicinales

Algunas plantas, por sus excepcionales propiedades, pueden utilizarse tanto para prevenir como para curar ciertas dolencias. La fitoterapia, es la rama de la medicina que estudia las características de las plantas con fines terapéuticos. En esta entrada de nuestro blog de Salud, te contamos todo acerca de esta disciplina, y las plantas medicinales que más se utilizan.

Las raíces de la fitoterapia

El primer texto encontrado acerca de las propiedades medicinales de las plantas, data del 3000 a.C., y consisten en unas tablillas de arcilla que recopilaban los conocimientos adquiridos hasta aquel momento, y se atribuyen a los sumerios. Muchas otras civilizaciones antiguas, también nos han dejado un amplio legado en lo que a esta disciplina se refiere, como los antiguos egipcios, China, Mesopotamia, India, y los indios americanos.

En la actualidad, la fitoterapia es objeto de un gran interés, debido a la búsqueda de una vida más sana y de una mejora en nuestra calidad de vida. La principal ventaja es su efecto lento, prolongado, y que no agrede al organismo al carecer de efectos secundarios.

Actualmente, de todas las especies de plantas clasificadas solamente utilizamos con este fin el 10%, y un 30% de los fármacos registrados se basan en derivados de plantas. El aumento en el uso de fitofármacos y las amplias posibilidades que estos presentan, nos hace augurar un futuro prometedor a esta disciplina.

¿Cómo se utilizan las plantas?

Tradicionalmente, el uso más común era la infusión, aunque ahora existen multitud de laboratorios que comercializan las plantas en forma de comprimidos. Para elaborar estas cápsulas se utiliza la criomolienda, que consiste en congelar la parte activa de la planta previamente desecada, utilizando nitrógeno líquido, y a partir de ella se elabora el polvo criomolido. La congelación previa permite conservar las propiedades de las plantas, sus vitaminas, enzimas y principios activos.

Si recurrimos a las plantas medicinales para aliviar un problema puntual, se recomienda continuar el tratamiento hasta obtener el resultado deseado; este tiempo variará dependiendo de cada persona y sus hábitos de vida y alimenticios. En el caso de padecer un problema crónico, se puede realizar el tratamiento de forma continuada, pero siempre hay que consultar primero con el especialista.

Sobre todo es importante la constancia, ya que, aunque dan muy buenos resultados, los tratamientos con plantas medicinales son lentos.

Algunas plantas medicinales

En este apartado, os exponemos las plantas medicinales más utilizadas, así como sus propiedades.

  • Aceite de germen de trigo: es un antioxidante, bueno para la piel y fuente de vitamina E.
  • Aceite de onagra: trastornos hormonales, tratamiento de la amenorrea.
  • Aceite de semillas de calabaza: problemas de próstata e infecciones urinarias.
  • Ajo: mejora la circulación sanguínea, y previene la hipertensión arterial. Es muy eficaz contra el colesterol.
  • Alcachofa: es una variedad del cardo salvaje, favorece la digestión de las grasas, la regeneración del hígado y es depurativa.
  • Arándano: favorece la microcirculación y la visión.
  • Borraja: utilizada contra las arrugas y las estrías.
  • Cardo mariano: trastornos hepáticos, y menstruación demasiado abundante.
  • Castaño de Indias: problemas circulatorios, varices y hemorroides.
  • Cola de caballo: diurético y limpia del organismo. También permite tratar la caída del cabello y las uñas frágiles y quebradizas.
  • Diente de león: indicado para problemas digestivos y también de control de peso. Depurativo.
  • Eleuterococo: estadosde cansancio, síntomas de debilidad nerviosa, agotamiento, depresiones leves.
  • Equinácea: tratamiento de catarros y gripe, mejora nuestras defensas.
  • Espino albar: combate estados de nerviosismo y trastornos del sueño.
  • Espirulina: es un alga que combate carencias de hierro y proteínas.
  • Eucalipto: problemas del aparato respiratorio.
  • Fresno: reuma, dolores articulares, artrosis, artritis, esguinces y tendinitis.
  • Fucus: ayuda a disminuir el apetito, favorece el tránsito intestinal y el metabolismo de las grasas.
  • Ginkgo biloba: favorece problemas circulatorios, problemas de memoria asociados al envejecimiento y la microcirculación, y favorece la concentración.
  • Gingseng: estados de cansancio, depresión leve o debilidad; aumenta el metabolismo y es fortalecedor.
  • Hinojo: favorece la digestión y evita la formación de gas intestinal.
  • Hipérico: antidepresivo, cicatrizante y antiinflamatorio.
  • Levadura de cerveza viva: nutre piel, cabello y uñas.
  • Lúpulo: es calmante y favorece el sueño.
  • Llantén: en infusión y tomado de forma regular, previene y alivia los síntomas de las alergias respiratorias, como el picor de garganta, etc.
  • Melisa: calma el estómago y estados de nervios.
  • Pasionaria o Pasiflora: contra el insomnio y estados nerviosos.
  • Salvia: trastornos menstruales, sudoración excesiva.
  • Valeriana: calmante, combate el insomnio.
  • Zanahoria: facilita el bronceado y protege la piel del sol, favorece la producción de glóbulos rojos y el mantenimiento de la agudeza visual.

Puedes aprender más consultando algunos artículos relacionados:

Medicina natural

Iridología

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

2 Comentarios