Escrito por Tendenzias

Tratamiento de inseminación in vitro

La Inseminación in Vitro quizá sea uno de los tratamientos más conocidos, al que recurrir cuando no se puede concebir por razones de salud que impiden el mismo.

26-Fecundacion-y-master saludcomes

Con este tratamiento se busca unir al óvulo con el espermatozoide en el ambiente de un laboratorio y de esta manera obtener embriones ya fecundados que se puedan colocar en el útero materno y lograr un embarazo. Los óvulos se fecundan con la técnica FIV convencional o Inyección INtracitoplasmática de Espermatozoides. El proceso que conlleva la fecundación in vitro no es para  doloroso ni complicado.

¿Cuándo debe recurrirse a la inseminación in vitro? Éste es un tratamiento que es muy exitoso en aquellos casos en que la pareja se enfrenta al fracaso de concebir en los tratamientos más sencillos, cuando la mujer sufre de endometriosis avanzada que reduce la calidad ovocitaria, ausencia o lesión de las trompas o cuando se enfrentan a casos de factor severo masculino que les lleva a buscar una alternativa para concebir.

El procedimiento de la inseminación in vitro comienza con una estimulación ovárica a través de la administración de inyecciones diarias  que logran que se produzcan más óvulo, que a su vez permitirán obtener más embriones. El siguiente paso es realizar una ecografía que permite determinar si los folículos tienen el tamaño adecuado y saber si la cantidad de óvulos es la que se necesita, si es así, se hace una punción folicular dentro de las 36 horas siguientes a la ecografía y luego de administrar una inyección de la  hormona HCG.

Al mismo tiempo se cuenta ya con los espermatozoides, que se han obtenido de una muestra de semen por parte de la pareja y con los que se inseminarán los óvulos. De ello se obtienen los embriones que se van observando y clasificando en el laboratorio  y eligiendo los mejores. Cuando se tienen listos los mejores embriones, se descartan los que no se han logrado y los mejores se colocan en el útero con una cánula especial. Los restantes embriones se someten a vitrificación para usarlos más adelante.

Hay un tratamiento para cada problema de fertilidad, así que las parejas deben elegir entre esas opciones que les permiten obtener un embarazo, basándose en sus condiciones de salud. Hoy en día, con la fecundación in vitro, muchas parejas han concebido y otras tantas lo están logrando. Así que ante un diagnóstico de infertilidad, hay que tener en cuenta, el tratamiento que mejor se adapta para el mismo, y que puede ser la fecundación in vitro, con una alta tasa de éxito en embarazos, confiable y seguro, para vivir el dulce sentimiento de  la maternidad.

Siempre hay que elegir el tratamiento adecuado a través de obtener la asesoría que se requiere, de expertos que permitan aprovechar al máximo el tratamiento con la confiabilidad de un equipo médico de prestigio y en un ambiente cómodo, no hay que renunciar ya a la maternidad porque se haya fallado en algunos tratamientos, porque siempre se puede recurrir a la fecundación in vitro.